Arte arte arte II


Te prometo

Te prometo recorrer tu geografía
y sentirte sólo mía.
Te prometo ser el custodio amoroso
de tu cuerpo voluptuoso.
Te prometo penetrar con mis sentidos
en tus sitios más prohibidos:
los espacios más guardados
donde nadie haya llegado.
Borraré con mi boca tus lunares;
hurgaré entre todos tus lugares;
volcaré el torrente de mis mares
en la cuenca de tu boca
que a mí tanto me provoca.
Te prometo ser quien beba de tu algibe
quien te mime, quien te cuide
Te prometo que te haré sentir más plena
que la misma luna llena.
Te prometo invadirte la conciencia,
regalarte mi experiencia
y que sientas mi tibieza
de los pies a la cabeza
Viviré para darte mi ternura,
buscaré contagiarte mi locura.
Lograré penetrar en la espesura
de ese bosque centinela
que a mí tanto me desvela
Te prometo
y te digo con certeza:
si no cumplo mi promesa
de la mano del Eterno
que me hunda en el Infierno.

William Silvio Soldán, de "Del amor y el desamor"

5 comentarios:

Nan dijo...

"penetrar en la espesura de ese bosque centinela" es lo que causa más impacto.

Hello! Marche un kilo de cera negra para la prometida de Soldán!

Mel Blanc dijo...

No me vas a creer, pero apenas leí lo de la espesura me cagué de risa y pensé comentar el asunto, pero luego ví que me ganaste de mano. Hay que tener en cuenta que Soldán es un tipo que tuvo su pináculo en los 60 y 70, cuando las costumbres estéticas de las mujeres permitían algunas licencias, según se observa en las fotografías eróticas de la época. No sería de extrañar que este poeta (muy buena la foto que pusiste de él; pero tengo dudas sobre la persona que aparece dando la espalda, en el fondo de la imagen) haya escrito esta obra en tiempos en que las ranas aún usaban flecos. Besos y sigamos en contacto, sí?

Mel Blanc dijo...

Perdón, faltó decir que Soldán siempre me dio un poco de asco, y leyendo su poesía confirmo mi teoría de que tengo un sexto sentido para detectar gente desagradable.
"Borraré con mi boca tus lunares;
hurgaré entre todos tus lugares;
volcaré el torrente de mis mares
en la cuenca de tu boca".
Me lo imaginé chupando a Soldán, y no una bebida alcohólica precisamente. Un asquete.

Nann dijo...

Es un asco.
Además me imagino que el tipo se abrá matado para que las palabritas rimaran.
Me mata xD

Federico dijo...

jajaja a mi me quedo de otro poema que lei una frase que decia algo de "tu virginidad de mimbre"

que tipo creepy!